Relatos de Dos Treintañeras (A Punto de Entrar a los 40)

1/27/2015 10:00:00 a. m.

Esta es la historia de dos mujeres. Dos mujeres muy exitosas. Dos mujeres muy exitosas y solteras. Dos mujeres que se encuentran en la cima de sus carreras, pero su vida personal ha sido -un poco- turbulenta. Una acaba de terminar una relación de casi dos años y la otra es divorciada.

Camille, 35, es una vendedora de bienes raíces. Helen, 39, es vicepresidente de una agencia de Publicidad. Las dos se conocieron en Beso, un bar cerca de la ciudad donde –cada miércoles- se reúnen los solteros, viudos y divorciados más cotizados, es perfecto para todos aquellos que están listos para regresar al mundo de las citas pero que todavía se reúsan a conocer gente por internet.

Era casi medianoche y los buenos partidos ya se habían ido con algunas veinteañeras que sólo buscaban quien les invitara unos tragos. Por lo regular, las mujeres como Camille o Helen son las ultimas en encontrar pareja en este tipo de lugares, no porque no sean bonitas o inteligentes pero la mayoría de los hombres que están ahí siempre buscan chicas un poco más fáciles de conquistar.


“Si una chica como tú no ha encontrado a alguien con quien salir, no quiero ni imaginar lo que me espera a mí”, dijo Helen.   

“¿Me estás hablando a mí?”, preguntó Camille.

Helen tomó su bebida y se acercó a ella.

“Claro que te estoy hablando a ti, ¿ves a alguna otra chica por aquí? Se han llevado a todas”, las dos empezaron a reír. “Me llamo Helen”.

“Camille, mucho gusto”.

“Y dime Camille, ¿qué tal va tu búsqueda?”.

“Oh yo no, no estoy buscando nada”.

“¿Cómo que no estás buscando nada? Todos los que están aquí buscan algo”.

“La verdad no sé que estoy haciendo por aquí, hace unas semanas terminé con mi novio y creí que esto ayudaría”.

“Tal vez lo que necesitas es un poco de sexo, ese hombre de por allá no te quita los ojos de encima, y no es feo. Deberías ir a saludar”.

“No estoy muy segura”.

“¡Oh vamos! No hay mejor manera de superar una ruptura que divirtiéndote”.

“Pero nunca he tenido sexo casual”.

“Bueno, siempre hay una primera vez para todo, ¿no crees? Un poco de alcohol te ayudara”.

Cinco margaritas fueron suficientes para que Camille perdiera el miedo y se acercara a saludar al hombre que no dejaba de verla. Su nombre era Arturo, 37, y la verdad es que no era feo. Medía 1.80 y se podía ver que hacía mucho ejercicio. “Te gustaría que te mostrara mi apartamento”, dijo él. Ella aceptó.

Mientras veía como Camille dejaba el lugar con un completo extraño, Helen sintió mucha empatía por ella, “espero que no le rompan el corazón otra vez”, pensaba. “Se ve que es una chica muy buena”.

El Primer Walk Of Shame de Camille

Después de haber terminado una relación de casi dos años, es normal que entres en pánico cuando despiertas en la casa de un extraño, desnuda, en especial si bebiste más de la cuenta la noche anterior y no tienes ni la menor idea de cómo llegaste ahí. Misteriosamente, Camille se encontraba sola en la cama, Arturo no estaba por ningún lado, así que aprovecho para dar una vuelta por el lugar antes de irse y no regresar jamás. 

El apartamento era hermoso, se encontraba en el Upper Side de la ciudad y tenía una maravillosa vista que te dejaba sin aliento. Al parecer, Camille se había metido con un millonario, y esa idea no le desagradaba mucho. Un millonario nunca se sentiría amenazado por todo su éxito y un millonario jamás se sentiría emasculado solamente porque ella ganara más dinero que él.

Justo cuando estaba escribiendo una nota de despedida, Arturo regresó. “¿No te quedas a desayunar?”, preguntó, “traje donas”. Camille no pudo evitar sonreír, “yo creo que es mejor que me vaya”, dijo.

“Mira, esta es la primera vez que hago algo parecido, no tengo la menor idea de cómo tengo que comportarme y creí que esto era lo apropiado”.

“También es mi primera vez haciendo esto pero, según las películas, me debí de haber ido hace media hora”, Arturo soltó una carcajada.

“Bueno, ya hice café, al menos quédate por eso”.

Camille decidió quedarse, no por el café, mucho menos por las donas, se quedó porque ha pasado mucho tiempo desde la última vez que un hombre la trató tan bien como Arturo.

Helen la Inquebrantable

Saliendo del apartamento de Arturo, Camille se encontró –una vez más- con Helen quien estaba comprando unas revistas. “Miren quien está usando la misma ropa de anoche”, le dijo, “te invitó a tomar un café, quiero que me cuentas todo sobre tu primer one night stand”.

Las dos fueron a un Starbucks que estaba –literal- a la vuelta de la esquina.

“Bueno, ya te conté cómo me fue”, dijo Camille, “ahora te toca a ti”.

“¿De qué hablas? Yo no salí con nadie anoche”.

“Eso ya lo sé, pero casi no me has contado nada de ti”.

“Pues no hay mucho que contar, estoy a punto de divorciarme, mi esposo me dejo por una mujer 20 años más grande que yo, bien podría ser su mamá. Y ahora mi hijo quiere ir a vivir con él”.  

“Eso debe de ser muy duro”.

“Al principio lo fue, pero ya empiezo a acostumbrarme”.

“Sabes, tengo que irme”, dijo Camille, “pero si alguna vez necesitas algo o solamente quieres platicar, aquí está mi número de teléfono”.

Helen sonrió, “muchas gracias, lo tendré en cuenta”.

Fue así como dos mujeres muy exitosas –y solteras- empezaron una muy buena amistad.


(Camille y Helen estarán de regreso el último martes de cada mes, y este jueves no se pierdan Las Curvas Pasaron de Moda Part Deux)

También Te Podría Gustar

21 comentarios

  1. Me tienes completamente enganchada a tus historias, deseando leer más sobre ellas :)

    Mil besitos! xx
    www.brunetteambition.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Paty! Ya hay una nueva entrada que estoy seguro vas a disfrutar. Gracias por pasarte por el blog. Un abrazo :)

      Eliminar
  2. Hola! Ya me leí todas tus historias, y son muy buenas! Ya tienes a una lectora recurrente jaja, espero los próximos capítulos! Nos estamos leyendo,
    Saludos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida Sthef! Me da mucho gusto que te quedes por aquí. Un abrazo :)

      Eliminar
  3. Genial relato la verdad me encanto! Muchas gracias por pasarte por mi blog la verdad es que tienes un blog genial asi que estamos en contacto :)
    Nuevo post en mi blog, te espero :D
    Un besito enorme!

    xx Lisbeth
    novedadesatualcance.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que bueno que te gustó, Lisbeth! Ahorita mismo me paso por tu blog. Un abrazo :)

      Eliminar
  4. Me uno a tus seguidores, pues tu blog parece muy divertido e interesante :D

    www.evafraile.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Eva! Bienvenida. Un abrazo :)

      Eliminar
  5. me encanta este post ,tu blog esta genial,gracias por seguirme,aqui estoy para seguirte de vuelta,saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y gracias a ti por seguirme, Caro! Bienvenida. Un abrazo :)

      Eliminar
  6. Es la primera historia tuya que leo y ha sido entretenida. Saludos y sigue así. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me da gusto que las estés disfrutando! Saludos :)

      Eliminar
  7. Es la primer historia que leo tuya y necesito leer más jaja.
    Me llama mucho.
    Un beso <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya hay una nueva entrada para que la disfrutes, Anii. Un abrazo :)

      Eliminar
  8. Un blog increíble, gracias por pasarte por el mío. He leído ya algunas historias y me encantan :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias, Sara! Bienvenida al club de los veinteañeros jaja Un abrazo :)

      Eliminar
  9. Oh vaya! y una que acaba de entrar a los 30 (31) jajaja me voy a quedar en tu blog como seguidora porque me gustó mucho :D

    Te dejo mi blog para que te pases por el mío y seamos seguidores ^^ http://escribadeavalon.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahorita mismo me paso por tu blog y gracias por quedarte en el mio. Un abrazo :)

      Eliminar
  10. Hola! wooow, es muy novedoso tu blog <3 me encantó la historia, ahora leeré las otras. escribes muy bien :)
    ya me quedo por aquí! un besote!

    ResponderEliminar

En La Red

Flickr Images